viernes, 29 de enero de 2010

TRISTES GUERRAS


Coincidiendo con la celebración del Día de la Paz (y aprovechando que, durante todo el año, estaremos recordando a Miguel Hernández en el primer centenario de su nacimiento), hemos trabajado en clase con este breve e intenso poema. Primero lo hemos leído y comentado, naturalmente. Y luego cada cual lo ha transformado a su gusto, siguiendo unas sencillas instrucciones. Se trataba de escribir tres estrofas con la siguiente estructura:
  • Primer verso: adjetivo + sustantivo.
  • Segundo verso: proposición condicional.
  • Tercer verso: adjetivo + adjetivo.

Bien es cierto que ha habido poetas que se han tomado alguna que otra licencia, pero se la hemos perdonado en aras de la libertad creadora. He aquí el resultado.














8 comentarios:

Carmine dijo...

Muy buenas las transformaciones. Si me lo permites, utilizaré tu idea. Enhorabuena, profe. Con cariño. Carmine.

BIBLOS dijo...

Gracias, Carmine. Por tu visita y por tus ánimos. Puedes utilizar lo que quieras, no faltaba más. Un abrazo.

arantxa dijo...

¡Profe! ¿Dónde esta el mío? Haber si lo pones... De todos modos están todos muy bien.

BIBLOS dijo...

Perdona, Arantxa. ¡Te aseguro que lo puse! Esto ha sido cosa de algún duende tecnológico.

Lu dijo...

Versionar textos da mucho juego. Estos poemas son una prueba de ello. Felicidades a todos.

Camila dijo...

profe ha sido una buena idea y a quedado muy bien!!! todo esto cuenta para nota no? jejeje muy bonito espero que nos apruebes a todos porque nos hemos esforzado mucho en los trabajos y en los examenes aunque no nos ayan salido tambien como los trabajos.

RAQEL dijo...

Profe estan muy bien los poemas y son muy bonitos.Espero que nos apruebes a todos.El trimestre que viene me esforzaré mas para socar sobrelientes y tambien aprueba a CAMILA!te queremos mucho eres la mejoor!

INMA dijo...

Tanto amor repentino me indica que está llegando la primavera, que estamos al final del trimestre y que las notas de algunas están bastante comprometidas. Yo también os quiero, chicas, pero hay que estudiar un poquito más.